Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

How to Use Exhibition Guides

 

 

Tap Icon

Tap the navigation bar above to use the guide index

 

Swipe Icon

Swipe right or left to flip through the exhibition guide 

 

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Introducción

Cauleen Smith es una artista interdisciplinar cuyo trabajo reflexiona sobre las posibilidades cotidianas de la imaginación. El pilar de la práctica artística de Smith es la realización cinematográfica, aunque después de años de mostrar su trabajo en contextos mediáticos, expandió su producción de cine y video a través del performance, dibujos, esculturas y pancartas. La serie de películas e instalaciones de esta exposición refleja el interés de Smith en pensadores utópicos, especialmente en artistas y músicos que han creado nuevos lenguajes a través de enfoques abiertos e improvisados.

Give It or Leave It (Dalo o déjalo) fusiona historias separadas y no relacionadas de espiritualidad, creatividad y utopismo en un cosmos emocional unificado. La música Alice Coltrane y su ashram, una sesión de 1966 del fotoperiodista Bill Ray en Watts Towers, el artista Noah Purifoy y sus ensamblajes en el desierto, y la espiritualista negra Rebecca Cox Jackson proporcionan fuentes de inspiración.

El título de la exposición, Give It or Leave It (Dalo o déjalo), desafía el dicho coloquial “tómalo o déjalo” y refleja el papel de la generosidad y la creación en la producción espiritual y artística de las figuras históricas que habitan la exposición. Smith propone una nueva regla para un mundo mejor: crear algo, ofrecerlo y regalarlo, independientemente de si el gesto es aceptado o rechazado.

This exhibition is organized by the Institute of Contemporary Art, University of Pennsylvania.

Support is provided by the Pasadena Art Alliance.

All exhibitions at LACMA are underwritten by the LACMA Exhibition Fund. Major annual support is provided by Kitzia and Richard Goodman, Meredith and David Kaplan, and Jeffrey Saikhon, with generous annual funding from Terry and Lionel Bell, the Judy and Bernard Briskin Family Foundation, Kevin J. Chen, Louise and Brad Edgerton, Edgerton Foundation, Emily and Teddy Greenspan, Earl and Shirley Greif Foundation, Marilyn B. and Calvin B. Gross, Mary and Daniel James, David Lloyd and Kimberly Steward, Kelsey Lee Offield, David Schwartz Foundation, Inc., Mr. and Mrs. Anthony and Lee Shaw, Lenore and Richard Wayne, Marietta Wu and Thomas Yamamoto, and The Kenneth T. and Eileen L. Norris Foundation.

Chinoiserie de la estación espacial #1: Apodérate de las nubes, 2018

Chinoiserie de la estación espacial #1: Apodérate de las nubes, 2018

Papel tapiz impreso digitalmente
Cortesía de la artista, Corbett vs. Dempsey, Chicago y Galería Kate Werble, Nueva York

El papel tapiz en las galerías plasma sitios y referencias que se repiten a lo largo de la exposición, imaginándolos como parte de un paisaje contiguo de otro mundo. Montada sobre este telón de fondo, esta reproducción de un retrato colectivo tomado por el fotoperiodista Bill Ray muestra a hombres jóvenes al pie de las Watts Towers en Los Angeles. Las torres fueron construidas por el inmigrante italiano Simon Rodia de 1921 a 1954 en el solar donde vivía. Rodia nunca explicó por qué construyó el fantástico entorno escultórico, pero lo tituló Nuestro Pueblo. El sitio se ha registrado durante mucho tiempo como un símbolo de auto dedicación y renovación para el vecindario circundante; las esculturas quedaron intactas durante la Rebelión de Watts de 1965. En 1966, la revista LIFE contrató a Ray para documentar las secuelas del incidente. La fotografía que se ve aquí no se publicó cuando se presentó la historia, pero fue de interés para Smith debido a la forma en que las “posturas sencillas, relajadas y elegantes contradecían la agenda inicial del fotógrafo, que consistía en capturar la rabia latente de la juventud negra”. Smith reinventa esta fotografía en su video Sojourner.

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Peregrina, 2017

Peregrina, 2017

Video monocanal (color, sonido); 7 minutos, 41 segundos
Cortesía de la artista, Corbett vs. Dempsey, Chicago y Galería Kate Werble, Nueva York

Peregrina entrelaza el metraje de Smith del ashram de la música Alice Coltrane en Agoura, California; el pueblo de Watervliet Shaker de Troy, New York; y las Watts Towers, contra una banda sonora de “One for the Father (Una para el padre)” de Coltrane (1978). A principios de la década de 1970, Coltrane vivió tanto una proyección astral como visitas espirituales. Estos incidentes la llevaron a adoptar el nombre sánscrito Turiyasangitananda, y en 1975 a fundar el Sai Anantam Ashram, donde eligió vivir una vida de práctica espiritual estructurada mientras continuaba creando música que no estaba restringida por la forma o las expectativas sociales. Las memorias de Coltrane, Monument Eternal (Monumento eterno), describen su iniciación espiritual y sus revelaciones. Smith quedó impresionada por la similitud de las visiones de Coltrane con máquinas misteriosas etiquetadas como “Instrumentos musicales celestiales” en los “dibujos de regalo” de Shaker del siglo XIX, que fueron hechos por jóvenes miembros hembras de la secta que registraban sus visiones extáticas a pesar de una prohibición general contra la cultura visual en la sociedad Shaker. Los dibujos de regalo fueron parte de una “Era de manifestaciones” que revivió a la secta, conocida por su filosofía igualitaria y sus prácticas de vida comunitaria, en un momento en que su membresía estaba en declive. Smith ve este fenómeno como un ejemplo de cómo recurrir a una expresión estética visionaria en tiempos de crisis.

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Epífora, 2018

Epífora, 2018

Cuatro cámaras de CCTV, cuatro monitores, proyección, mesa de madera personalizada, cuervo taxidermizado, figuras de madera, figuras en bronce, figuras de plástico, libros, conchas marinas, minerales, jarra de estrellas de mar, “8-Ball” Mágico, maneki-neko, espejo, bandejas de metal, objetos en yeso, objetos de madera, objeto de alambre, tela, jarrón de vidrio, planta, y video multicanal (color, sonido); Epífora 1: 6 minutos, 57 segundos; Epífora 2: 5 minutos, 31 segundos; Epífora 3: 5 minutos, 46 segundos; Epífora 4: 8 minutos, 23 segundos
Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, comprado con fondos proporcionados por AHAN: Studio Forum, compra de 2020 Arte Aquí y Ahora

En Epífora, las cámaras de circuito cerrado registran lo que la artista llama un “archivo de asociaciones, viajes, afectos, deseos, preguntas y anhelos” situado ante amplios paisajes y cielos procedentes de la NASA y National Geographic. Al proyectar los cuadros de escala íntima en las paredes circundantes, Smith crea un entorno provisional y onírico en el que los contornos familiares del presente se transforman en nuevos mundos fantásticos, sin ataduras a un tiempo y espacio específicos, y liberados de narrativas culturales arraigadas. Smith se basa en la dedicación de décadas del grupo de jazz experimental Art Ensemble of Chicago a la improvisación con “pequeños instrumentos”, incluidos gongs, platillos, juguetes, reclamos de aves y matracas de todas las formas, como una forma de ampliar el espectro sonoro, histórico y geográfico de la música tradicionalmente asociada con los afroamericanos; aquí, Smith explora lo que significa hacer lo mismo en su extensa práctica cinematográfica. Al usar imágenes repetidas y fragmentadas y objetos de importancia personal para construir un mundo que refleja su perspectiva distinta, crea un espacio para que otros hagan lo mismo.

Afligir a los cómodos / consolar a los afligidos, 2018

Afligir a los cómodos / consolar a los afligidos, 2018

Satén, algodón, terciopelo y vinilo
Cortesía de la artista, Corbett vs. Dempsey, Chicago y Galería Kate Werble, Nueva York

Como parte de su práctica multidisciplinaria, Smith ha organizado una serie de procesiones al aire libre con pancartas con imágenes y frases emblemáticas. Estas performances dependen de su interés en subvertir los matices agresivos de las marchas militaristas y religiosas para crear eventos públicos igualmente perturbadores, pero agradables, en el espíritu de la acción comunitaria de base. La artista también crea pancartas que funcionan como obras de arte independientes, sin dejar de hacer referencia a procesiones formales.

 

Al identificar al artista Paul Thek (1933–1988) como “uno de los santos patrones” de esta exposición, Smith adaptó el texto y el estilo de su pintura Afflict the Comfortable, Comfort the Afflicted (Afligir a los cómodos, consolar a los afligidos) (1985) en la pancarta que se ve aquí. Thek, considerado uno de los primeros artistas en crear entornos o instalaciones inmersivas, a su vez tomó prestada la frase del escritor y humorista Finley Peter Dunne (1867–1936), quien la utilizó satíricamente en 1902 para describir el papel de la prensa.

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Forastera, 2018

Forastera, 2018

Video monocanal (color, sonido); 22 minutos, 41 segundos
Cortesía de la artista, Corbett vs. Dempsey, Chicago y Galería Kate Werble, Nueva York

Referenciadas a lo largo de la exposición, las Watts Towers adquieren un papel más amplio en Sojourner (Forastera). En el video, Smith reinventa el retrato colectivo de 1966 tomado por Bill Ray utilizando un elenco diverso de actrices cuyas acciones fueron tanto guionadas como improvisadas. El video fue filmado en el Joshua Tree Outdoor Museum, un entorno de diez acres de libre acceso creado por el escultor de ensamblaje Noah Purifoy, quien comenzó su práctica con transformar los detritos de la Rebelión de Watts de 1965 en obras de arte. Purifoy también fue director fundador del Watts Towers Art Center y, como miembro del California Arts Council, inició proyectos centrados en el uso del arte como herramienta para el cambio social.

 

Asimismo, Sojourner (Forastera) hace referencia al Combahee River Collective (1974–1980), un grupo de lesbianas negras anticapitalistas con sede en Boston que lucharon para solucionar preocupaciones ignoradas por el feminismo dominante (heterosexual, blanco, de clase media). Ampliamente acreditado por haber acuñado el término “identity politics (política de identidad)”, su influyente documento, “The Combahee River Collective Statement (La declaración colectiva del Río Combahee)” (1977), se cita a lo largo de la película y se entrelaza con las palabras de Alice Coltrane y Rebecca Cox Jackson.

Cauleen Smith: Dalo o déjalo

Estación espacial: dos Rebeccas, 2018

Estación espacial: dos Rebeccas, 2018

Estación espacial: dos Rebeccas, 2018
Papel tapiz, bolas de espejos, mesa giratoria, motor, pieles, alfombra, dos proyectores y video digital de dos canales (color, sonido); Rebecca Jackson: 2 minutos, 25 segundos; Rebecca Peroth: 2 minutos, 57 segundos
Cortesía de la artista, Corbett vs. Dempsey, Chicago y Galería Kate Werble, Nueva York

Las dos Rebeccas del título de esta instalación son las figuras del siglo XIX Rebecca Cox Jackson (1795–1870), una espiritualista negra y mujer libre que, entre otras vocaciones, fundó la primera comunidad negra de Shakers en los Estados Unidos, y su compañera y discípula Rebecca Perot. Los primeros Shakers estadounidenses y su forma particular de espiritualidad comunitaria reflejan un nexo esencial para la investigación de Smith sobre la generosidad radical y la inspiración divina.

Jackson vivió un despertar religioso en 1830 y posteriormente dejó su vida matrimonial establecida en Philadelphia para viajar como predicadora itinerante, una indicación de las formas en que la experiencia extática funcionó para ella y otras mujeres de su tiempo como una fuente de poder personal. En el transcurso de sus viajes, Jackson descubrió a los Shakers of Watervliet, New York, un grupo cuya práctica espiritual se alineaba estrechamente con sus propias creencias. Recibida como profeta, permaneció allí durante cuatro años antes de partir con Perot para establecer la “familia” de los Shakers negros de Philadelphia. Tras la muerte de Jackson en 1871, Perot adoptó su apellido, fusionando completamente sus identidades, y continuó liderando la comunidad de Philadelphia durante cuarenta años. En esta instalación se proyectan dos películas abstractas pintadas a mano dedicadas a las Rebeccas sobre bolas de discoteca giratorias que dispersan la luz y las energías visionarias de las Rebeccas por todo el espacio.